martes, 12 de junio de 2012

Recobrar las energías

Nada es tan reconfortante como poner los pendientes al día, sobre todo después de un atraso de más de un mes; es un respiro que debe ser gozado con un solemne suspiro, un alivio y una carga menos que provocan que la carga de la batería se reponga, que las motivaciones para continuar con el día a día crezcan, que el estado de ánimo en general mejor. Así es, por fin logré poner al corriente mi lista de pendientes laborales, por fin. Felicitome a mi mismo! :)