viernes, 6 de agosto de 2010

Consulado Mexicano en San Jose, Ca

No podían suceder mis vacaciones sin un evento como éste, y no es que como alguien dijo (eres bueno para quejarte) esté buscando algo de que quejarme, si no que, de lo que sucede y no me agrada: me quejo.

Bueno, el asunto es que hace unos días acompañé a mi señor padre al consulado ya mencionado a retomar* un trámite que hace cerca de 2 meses... Para no entrar en detalles del trámite, basta con mencionar que consiste en obtener un documento que se llama Poder General para Pleitos y Cobranzas, el cual se utiliza para que alguien más pueda realizar trámites a su nombre, dentro del territorio mexicano.

A principios de Junio hizo la petición de trámite, le solicitaron documento, volvió días después con ellos, le dieron un citatorio para 2 semanas después, se presentó a tal cita, le dieron un documento para que leyera y supiera que poder se cede al firmar el documento solicitado: y volviera una semana después solo a firmar y recoger el documento solicitado.

Realizados todos los pasos anteriores excepto el último por cuestiones de salud (fue intervenido quirúrgicamente) entonces ese ere el motivo de la visita que hicimos hace un par de días.

Nos presentamos al lugar, saludamos al entrar al poli que está en la puerta a lo cual respondió "qué necesita?"

"Vengo a firmar y recoger un documento..."

"Pase al escritorio"

-la persona ahí ubicada, enrolada en una amena conversación telefónica... después de 3 minutos-

"Qué necesita?"

"Vengo a firmar y recoger un documento..."

"Cuándo lo solicitó?"

y mi pa empieza a dar explicaciones... "...es que hace 2 meses... y me operaron... y solo falta la firma..."

"Pero que día exactamente lo solicitó"

"No lo recuerdo"

"Mmmm, pues espere a ver que puedo hacer...." -4 o 5 minutos después-... "Pase a la sala de espera y ahorita le llaman"

casi 15 minutos después, sin importar que aparentemente además de nosotros solo se encontraba una persona más en la sala esperando a que las 2 personas en ventanillas se dignaran a llamarnos...

Pasa mi pa y noto que se molesta y empieza a *discutir con el tipo que lo atiende... me pide que me acerque y me comenta que el trámite lo cancelaron xq está fuera del tiempo indicado y que debe empezar de nuevo, que los documentos que entregó previamente fueron calcinados y que los debe enviar nuevamente. Le comentamos al tipo que el documento lo necesitamos para el día 13, para lo que queda menos de 2 semanas (siendo que el pre-trámite ya realizado necesito casi 3- a lo que responde,

"déjeme ver si sus documentos siguen íntegros y le doy una nueva cita, a que se presente solo a firmar..."

2 minutos...

"Si señor, sus documentos están bien, solo es necesario que venga el día 13 a firmarlo"

"Ok, pero si nos lo entregan ese mismo día?"

"Pues si todo sale bien si..."

"Ok, gracias"




Ahora bien... desconozco por completo la carga laboral que tienen quienes ahí laboran, además, desconozco lo complicado de realizar esos trámites, así como la duración que conllevan e incluso si en los 10 días siguientes a cuando nosotros fuimos (3 de agosto) ya tenían las citas repartidas.

El caso es: si el trámite fue abandonado por mi papá (por el motivo que fuere) y los documentos debieron ser calcinados, lo cual no sucedió, a mi me da a entender que el documento que se solicitó y solo faltaba firmar tampoco fue quemado... (o crees que me equivoco *tu qué opinas lector?*) O también me da a pensar que la frase "si todo sale bien" indica que si hay dinero de por medio es más fácil que salga bien... y no es que yo o mi pa estemos dispuesto a pagar por algo por lo que no se debe pagar, sobre todo porque el mismo trámite ya cuesta alrededor de 120 dólares, agrégale *lector* la mordida.

Finalmente es digno de mencionar el comentario de mi papá al salir, con ese sentimiento de impotencia ante nuestros servidores públicos: "México, tenía que ser en consulado de México" jeje, suena triste, pero ahora si aplica, y casi con MAYUSCULAS.


________________________

Deja tus comentarios...

Saludos,

Aaron